La importancia de una gestión eficiente del combustible en el sector agropecuario

Prensa
28/05/06

El almacenamiento y control del combustible constituye una tarea clave para evitar derrames, filtraciones, explosiones y robo de combustible.

El suministro eficiente, limpio y sustentable de combustibles en el sector agropecuario es un tema neurálgico que permite disminuir los costos por derrames, filtraciones y explosiones, a la vez que reduce las pérdidas asociadas al robo de este importante insumo.

Es en este escenario que el rubro ha empezado a incorporar a su logística de suministro energético una serie de nuevas tecnologías que permitan optimizar la gestión de los recursos. Una de estas consiste en estanques de superficie, transportables y reutilizables, que pueden ser instaladas prácticamente en cualquier lugar y que cuentan con capacidades que van de los 200 hasta 20.000 litros, y cuentan con con bomba de suministro, surtidor, cuentalitros y sistemas para el control de derrame y filtraciones.

También está el caso de los estanques móviles que se amarran a la parte trasera de un vehículo y que pueden ser llevados, directamente, hacia la maquinaria que necesita recarga de combustible.

Ambas soluciones tienen varias ventajas frente a los estanques fijos o sumergidos. Pedro Pablo Barboza, subgerente comercial de Maquinaria, Ferretería y Combustible de Copeval, empresa que realiza el servicio de despacho diésel directo a las instalaciones de combustible, señala que uno de los beneficios es justamente la transportabilidad de estas soluciones hacia el lugar donde se está realizando la actividad.

“Hay un triple efecto: no hay nuevas inversiones, se ahorra en traslados de combustibles y se disminuyen los riesgos de derrames por los viajes”, sostiene.

Seguridad en terreno

La regulación de seguridad en materia de combustibles está contenida en el “Reglamento de Seguridad para las Instalaciones y Operaciones de Producción, Refinación, Transporte, Almacenamiento, Distribución y Abastecimiento de Combustibles Líquidos”, que fue aprobado por D. S. N° 160 (2008) del Ministerio de Economía y aplica para dichas operaciones en cualquier actividad productiva.

Juan Esparza, director ejecutivo de Petroline, indica que, justo por lo anterior, es que en Chile es imprescindible contar con soluciones seguras y sustentables para el suministro móvil de combustibles, independiente de la cantidad que se esté transportando.

De ahí que recomiende siempre optar por soluciones certificadas por parte de organismos como la SEC, con el fin de velar por la seguridad de los operarios y del entorno en que se manipulan estos derivados del petróleo.

Disponibilidad en el mercado

En el mercado existe una amplia oferta de estanques para almacenar y suministrar combustible.

Por un lado están los modelos FuelMaster, con capacidad de hasta 9.000 litros que, aunque no son portátiles, sí destacan por ser unidades autónomas de doble pared de almacenamiento y suministro de combustible; con la ventaja de que incorporan un sistema de protección contra la lluvia, por lo que no es necesario construir un cobertizo de protección.

También está la versión TruckMaster, con capacidad de hasta 900 litros y que es completamente transportable. La misma cuenta con una bomba de 12V y se instala en la parte trasera de las camionetas para su movilidad a cualquier parte de la faena. Los modelos de 430 y 900 litros incorporan un rompeolas interno para evitar filtraciones o deslizamientos producto del combustible contenido.

Para mayores cantidades de combustible existe el IslaTank, con capacidad entre 500 a 20.000 litros, una solución de almacenamiento y suministro con estanques estacionarios de superficie, para combustible clase II.

 

Fuente: NexNews